30 julio 2006

¿Hasta cuándo?

Aquí un texto de un extraordinario tocayo: Eduardo Galeano...

¿Hasta cuando?

Un país bombardea dos países. La impunidad podría resultar asombrosa si no fuera costumbre. Algunas
tímidas protestas dicen que hubo errores. ¿Hasta
cuándo los horrores se seguirán llamando errores?

Esta carnicería de civiles se desató a partir del secuestro de un soldado. ¿Hasta cuándo el secuestro de un soldado israelí podrá justificar el secuestro de la soberanía palestina? ¿Hasta cuándo el secuestro de dos soldados israelíes podrá justificar el secuestro del Líbano entero?

La cacería de judíos fue, durante siglos, el deporte preferido de los europeos. En Auschwitz desembocó un antiguo río de espantos, que había atravesado toda Europa. ¿Hasta cuándo seguirán los palestinos y otros árabes pagando crímenes que no cometieron?

Hezbollá no existía cuando Israel arrasó el Líbano en sus invasiones anteriores. ¿Hasta cuándo nos seguiremos creyendo el cuento del agresor agredido, que practica el terrorismo porque tiene derecho a defenderse del terrorismo?

Iraq, Afganistán, Palestina, Líbano… ¿Hasta cuándo se podrá seguir exterminando países impunemente?

Las torturas de Abu Ghraib, que han despertado cierto malestar universal, no tienen nada de nuevo para nosotros, los latinoamericanos. Nuestros militares aprendieron esas técnicas de interrogatorio en la Escuela de las Américas, que ahora perdió el nombre pero no las mañas. ¿Hasta cuándo seguiremos aceptando que la tortura se siga legitimando, como hizo la Corte Suprema de Israel, en nombre de la legítima defensa de la patria?

Israel ha desoído cuarenta y seis recomendaciones de la Asamblea General y de otros organismos de las Naciones Unidas. ¿Hasta cuándo el gobierno israelí seguirá ejerciendo el privilegio de ser sordo?

Las Naciones Unidas recomiendan pero no deciden. Cuando deciden, la Casa Blanca impide que decidan, porque tiene derecho de veto. La Casa Blanca ha vetado, en el Consejo de Seguridad, cuarenta resoluciones que condenaban a Israel. ¿Hasta cuándo las Naciones Unidas seguirán actuando como si fueran otro nombre de los EE.UU.?

Desde que los palestinos fueron desalojados de sus casas y despojados de sus tierras, mucha sangre ha corrido. ¿Hasta cuándo seguirá corriendo la sangre para que la fuerza justifique lo que el derecho niega?

La historia se repite, día tras día, año tras año, y un israelí muere por cada diez árabes que mueren. ¿Hasta cuándo seguirá valiendo diez veces más la vida de cada israelí?

En proporción a la población, los cincuenta mil civiles, en su mayoría mujeres y niños, muertos en Iraq, equivalen a ochocientos mil estadounidenses. ¿Hasta cuándo seguiremos aceptando, como si fuera costumbre, la matanza de iraquíes, en una guerra ciega que ha olvidado sus pretextos? ¿Hasta cuándo seguirá siendo normal que los vivos y los muertos sean de primera, segunda, tercera o cuarta categoría?

Irán está desarrollando la energía nuclear. ¿Hasta cuándo seguiremos creyendo que eso basta para probar que un país es un peligro para la humanidad? A la llamada comunidad internacional no la angustia para nada el hecho de que Israel tenga doscientas cincuenta bombas atómicas, aunque es un país que vive al borde de un ataque de nervios. ¿Quién maneja el peligrosímetro universal? ¿Habrá sido Irán el país que arrojó las bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki?

En la era de la globalización, el derecho de presión puede más que el derecho de expresión. Para justificar la ilegal ocupación de tierras palestinas, la guerra se llama paz. Los israelíes son patriotas y los palestinos son terroristas, y los terroristas siembran la alarma universal. ¿Hasta cuándo los medios de comunicación seguirán siendo miedos de comunicación?

Esta matanza de ahora, que no es la primera ni será, me temo, la última, ¿ocurre en silencio? ¿Está mudo el mundo? ¿Hasta cuándo seguirán sonando en campana de palo las voces de la indignación?

Estos bombardeos matan niños: más de un tercio de las víctimas, no menos de la mitad. Quienes se atreven a denunciarlo son acusados de antisemitismo. ¿Hasta cuándo seguiremos siendo antisemitas los críticos de los crímenes del terrorismo de estado? ¿Hasta cuándo aceptaremos esa extorsión? ¿Son antisemitas los judíos horrorizados por lo que se hace en su nombre? ¿Son antisemitas los árabes, tan semitas como los judíos? ¿Acaso no hay voces árabes que defienden la patria palestina y repudian el manicomio fundamentalista?

Los terroristas se parecen entre sí: los terroristas de estado, respetables hombres de gobierno, y los terroristas privados, que son locos sueltos o locos organizados desde los tiempos de la guerra fría contra el totalitarismo comunista. Y todos actúan en nombre de Dios, así se llame Dios o Alá o Jehová. ¿Hasta cuándo seguiremos ignorando que todos los terrorismos desprecian la vida humana y que todos se alimentan mutuamente? ¿No es evidente que en esta guerra entre Israel y Hezbollá son civiles, libaneses, palestinos, israelíes, quienes ponen los muertos? ¿No es evidente que las guerras de Afganistán y de Iraq y las invasiones de Gaza y del Líbano son incubadoras del odio, que fabrican fanáticos en serie?

Somos la única especie animal especializada en el exterminio mutuo. Destinamos dos mil quinientos millones de dólares, cada día, a los gastos militares. La miseria y la guerra son hijas del mismo papá: como algunos dioses crueles, come a los vivos y a los muertos. ¿Hasta cuándo seguiremos aceptando que este mundo enamorado de la muerte es nuestro único mundo posible?

28 julio 2006

Alfombras de flores en Araira

La Virgen del Carmen es homenajeada en su día. Es la patrona de Araira, pueblo al que estoy unido tras 15 años de visitarlo, conocer a su gente e involucrarme con su realidad social y cultural.


Aunque soy caraqueño, viví 15 años en Guatire (www.guatire.com, www.guatire.org), un pueblito con visos de ciudad que está 40 km. al oriente de Caracas. Durante esa larga etapa (la mitad de mi vida), participé en más de 5 agrupaciones musicales, en la fundación de varios medios de comunicación locales, y me embebí de las costumbres locales. Al lado de ese pueblo, uno más pequeño, Araira (pueden visitar www.araira.com), celebra a la Vírgen del Carmen con una hermosa costumbre: la creación de alfombras de flores. La que aparece arriba es la que hice junto al equipo de Misión Cultura.
Como pueden ver, esta es la de la familia González. Se hicieron cerca de 100 alfombras de flores, comprenderán que nos las publique todas. Es una experiencia maravillosa el participar de esta celebración. El detalle negativo es la presencia del licor en estas fiestas, que al final de la noche causaron algunos enfrentamientos menores, peleas a puños y otras calamidades de borrachos.

21 julio 2006

No es una leyenda urbana... es verdad

Un correo que envió una pareja amiga. Esto es verdad y sólo modifiqué el nombre de mi amigo por razones obvias:

El pasado viernes 14 de julio, Rf tomo un taxi abajo de mi oficina (Torre Las Mercedes - Chuao), para ir a Ciudad Banesco (Bello Monte), se montó en el puesto de adelante al lado del chofer, el chofer le ofreció un periódico para que lo leyera mientras andaba el taxi. Rf inocente tomó el periódico, leyó la portada y la contraportada y cuando abrió el periódico empezó a notar que se sentía mareado, puso el periódico en donde estaba y el chofer al darse cuenta, le insistió mucho en que siguiera leyendo, Rf sentía mucho mareo y veia los objetos muy brillante, le tomó unos segundos darse cuenta que el tipo lo quería joder con alguna droga que puso en el periódico, entre su malestar pudo notar que el taxi no tenía la manilla para abrir la puerta por dentro, pero atinó a sacar la mano para abrirla por fuera y bajarse del carro.
Gracias a Dios este acontecimiento no pasó de ser más que un susto ya que la vía que tomaron fue la avenida Río de Janeiro de Las Mercedes, había suficiente trafico como para que Rf se bajara del carro sin hacerse daño, por el poco contacto que tuvo con el periódico y por su contextura fisica, el efecto de la droga no llegó a dejarlo sin conciencia y pudo llegar caminando de vuelta a mi oficina, sin embargo presentaba síntomas tales como: fuerte dolor de cabeza, mareo, pupilas dilatados, dificultad para hablar, pequeñas lagunas mentales.
En el momento que me conseguí con él, le compré 1 litro de leche porque había leído que ésto contrarrestaba los efectos, fue bueno, sin embargo, igual lo lleve al Periférico de Coche en donde está la Unidad de Toxicología. El doctor que lo atendió primero pensó que era la tensión, pero después de examinarlo confirmó que había sido intoxicado con la droga conocida como "burundanga".
Ésto sucedió a las 8:30 de la mañana, en un taxi siena blanco placas amarillas conocidos por nosotros como patas blancas, el chofer un señor de mediana edad (40-45 años) flaco, moreno con acento extranjero.
Escribo ésto para alertarlos ya que nunca pensamos que nos pueda ocurrir algo así y ya ven, a mi esposo le pasó. Tengan cuidado en la calle, en los taxis, bancos y centros comerciales sobre todo, ya que hay mucha gente pendiente de joder para estafar o robar, no reciban periódicos, folletos, volantes, vouchers en los bancos, muestras de perfumes ni nada parecido ya que no conocemos las intenciones de la gente.
Lamentablemente la situación nos ha vuelto paranoicos.
Cuídense y saludos

20 julio 2006

Por la paz en Líbano y Palestina


Este fue un jueves distinto. Mucha gente de Caracas se organizó alrededor de una consigna y marchó, no esta vez por un asunto electoral; no esta vez para criticar o defender a Chávez. En esta ocasión parte del pueblo caraqueño tomó la avenida Francisco de Miranda para acercarse hasta la embajada de Israel, que se encuentra en frente al elevado de Los Ruices.
Allí, con pancartas y consignas, el pueblo pidió que se acaben los ataques contra el pueblo inocente de El Líbano. Lo que sucede en ese país es, sin duda alguna, una limpieza étnica. Es como insultar a alguien y recibir por eso una ráfaga de ametralladora.
Lo curioso es que el pueblo hebreo recibió ese trato por parte de la Alemania nazi hace 60 años. Parecen haber olvidado el horror de la guerra. ¿O es que en verdad no les importa? Creo firmemente que al pueblo hebreo le duele la guerra y la violencia, pero su dirigencia es incapaz de hacer algo que se parezca a la paz.
Ayúdenla, ayúdenla; que sea humana la humanidad

La nueva línea del Metro cambió la rutina

Se acaba de inaugurar la línea 4 del Metro de Caracas, con lo cual se une la zona sur, directamente, al centro-este de la ciudad. Antes había que hacer trasbordo en la estación Capitolio, verdadero nudo, maraña humana en la cual se hacía muy difícil transitar.
Ayer, al salir del trabajo, quedé enormemente sorprendido al constatar que, en hora pico, la estación La Hoyada lucía vacía, en comparación con las brutales aglomeraciones que son habituales en nuestro sistema Metro y particularmente en las estaciones Capitolio, La Hoyada, Plaza Venezuela y Petare.
Hubo, eso sí, algunas personas confundidas que no sabían que el Metro, al llegar a Capuchinos, se desviaría a Zona Rental, en vez de seguir hacia El Silencio. Pero la confusión dura poco y la gente pronto se acostumbrará. Realmente la nueva línea es un alivio grande.

16 julio 2006

Día del niño... ¿y quién limpia?

Cada 16 de julio se ¿celebra? el Día del Niño. A diferencia del Día de la Madre o del Padre, ocasiones en las que se busca un regalo con mucho amor, para reunirse en la casa de "la vieja", y llevarle su regalo, y pasar el día en familia; el llamado Día del Niño implica salir a la calle, gastarse la quincena en el muchacho (en el raro caso de que sea uno solo: generalmente son más de dos) y dejar el alma en el suelo mientras ellos, los chiquillos, siguen llenos de energía hasta la hora que les da la gana de dormirse.

Los niños no se enteran, y muchos adultos tampoco, pero este día sirve para que los vendedores de ilusiones hagan su agosto con dos semanas de anticipación, puesto que venden todos los juguetes y demás artículos de uso infantil al doble o triple de su precio normal, sólo por que es el Día del Niño. Y la ciudad recibe el impacto. Como habitante de la zona fronteriza entre los municipios Chacao y Libertador, pude constatar de primera mano el desastre en que se convirtió el espacio de la Plaza Brión, que fue escenario de bailantas, ventas ambulantes; en fin, la locura.
La estación Chacaíto del Metro parecía una sucursal de Capitolio, repotenciada porque los vagones no tenían -o parecían no tener- aire acondicionado.
El escenario al regreso no podía ser más patético: la humanidad dejando su evidencia de basura en cada rincón. Aquí van las fotos de la zona:

¿Una marcha de unidad?

Ayer a mediodía gente de la oposición asistió a una marcha en la cual, si acaso, había dos mil personas. ¿Con esa convocatoria aspiran a derrotar al gobierno del presidente Chávez? Hay que darse cuenta de que, le guste o no (porque no sé quien me lee) , estimado lector, el proceso de unificación de la oposición venezolana está lejos de concretarse.
Por un lado Súmate con una ristra de candidaticos, por otro Acción Democrática peleandose con todo el mundo. En otra esquina Teodoro que no tiene miedo y Julio Borges diciendo algo que sí es verdad: la oposición es un saco de gatos.
Aquí les pongo la imagen de la marcha cuando salía de Chacaíto. Lo más grave es que la marcha, en lugar de aumentar, disminuía en la medida en que avanzaba en su recorrido...

12 julio 2006

Otra noche de imsomnio

Llevo más de una semana sin poder dormir de noche; no sé que está pasando pero ya esto no es gracioso.
Son las 3:36 de la mañana y yo estoy actualizando un blog que no tocaba desde enero. A ver si pongo orden o tomo pastillas, o me declaro abiertamente vampiro.
En todo caso me queda la opción de dormir la semana que viene...
 
Eduardo Parra Istúriz | Diseñado por Techtrends | © 2007-2008 Derechos reservados