17 abril 2009

Cuatro cuentos ganadores

La Librería Mediática emitió el veredicto de su Concurso Anual de Cuentos Breves, y en esta ocasión quedé entre los finalistas. Cuatro de los cuentos que envié resultaron ganadores.

Acá los copio:


CACERÍAS

“¡Los tengo! ¡los atrapé!” gritaba eufórica, mientras entre varios intentaban controlarla. Arrinconada, la forzaron a abrir las manos ateridas. Vieron atónitos sus propios rostros, brillando en pequeños fragmentos de espejo.


LUNÁUTICA

Una noche quiso acercarse y besarlo. Agradecerle los versos de salitre que el joven escribía para ella. Amaba las canciones que le compuso una vez, en un barco.

Pero el amor de los hombres es sólo de los hombres y la Luna no puede arrimarse tanto al mar.


RENCORES

La mano cruzó aquel rostro con certera alevosía de mujer indignada ante tanta miseria que nunca pudo reclamarle. ¡Después de 50 años, aparecer otra vez! ¿A buscar qué, me explicabas tú?

De pronto, la ligereza del viento le recordó que al recuerdo no se le puede abofetear.


CALORES

Joven y bella, nadie la rondaba. Hermosa y suave, nadie codició su vientre imberbe o el carmín de sus labios. Mientras cenaba, ni ella, ni su madre, ni su país entero, sabían que cuatro años eran suficientes para que Israel detuviese su latido, ardida en fósforo.


Aquí les pongo el link de los resultados, en la página de la Librería Mediática, para que puedan disfrutar de todas las obras ganadoras. Hay cuentos y poesías de indudable hermosura.

Anatomía de la risa

Así se ríe uno en la red...

07 abril 2009

Se hizo justicia

Cuando yo vi al tipo en cuestión, con su fenotipo asiático, caminando impunemente y sin asco alguno, sobre los cadáveres frescos de los miembros del MRTA, secuestradores de la embajada japonesa en Lima, no pude evitar pensar en una nueva era colonial, esta vez con una metrópolis muy distinta: Tokio.




Ahora Fujimori, quien fue el hombre fuerte de Perú por 15 años, es declarado culpable de varios crímenes contra el pueblo peruano, y no podemos menos que sentirnos complacidos ante el hecho.

Hasta este momento no se ha aclarado cuál será la pena a cumplir, pero está entre 15 y 25 años de presidio. Sólo espero que no le toque estar preso en casa o en un hotel de lujo, como suele ocurrir.
 
Eduardo Parra Istúriz | Diseñado por Techtrends | © 2007-2008 Derechos reservados