06 diciembre 2008

En Venezuela sembramos cochino y pescado

Entre los muchos logros de la Revolución Bolivariana, que acudió hoy a un impresionante acto en el que el presidente Chávez recibió el apoyo de cientos de miles de personas, se cuenta la llamada Revolución Agraria.

Antes de la llegada de Chávez al poder hubo en Venezuela ministros de economía y de agricultura que defendían irresponsablemente el establecimiento de una economía monoproductora y petrolera. Aquí se habló de agricultura de puerto: todos los productos del agro llegaban al país en barco.

Ahora, el café que nos tomamos en la mañana es venezolano, las frutas con las que hacemos jugo y las caraotas, el arroz, el maíz y etc., son logros de la Revolución Agraria.

La cosa se pone ridícula cuando el Ministerio del Poder Popular para la Agricultura y Tierras anuncia con total descaro que las chuletas de cerdo que se come uno son también un logro de la revolución agraria. Señores, lo agrario es lo relacionado con la agricultura, y los cerdos no se siembran. Si me hablaran de revolución agropecuaria o agroganadera, se pudiera comprender la naturaleza de tales chuletas. ¿O serán chuletas de soya?

De este cerdo deben ser las chuletas agrícolas...

Sin embargo, concedamos que el DRAE registra lo agrario como lo relacionado con el campo, y no sólo lo agrícola, así que podemos incluir a los cochinos (puercos, marranos, cerdos) en tal revolución. Pero el colmo vino con una pieza propagandística en la que se anuncia estúpidamente que el pescado que nos comemos es producto de la Revolución Agraria. ¿Es que estos geniecillos del equipo publicitario del MAT no se dieron cuenta de que el mar y el campo no son la misma cosa? ¿trasladaron el mar a Barinas o cómo es la cosa?

A ver si tenemos cuidado con lo que se publica, que no es justo que se nos trate de ignorantes o bestias a los revolucionarios, simplemente porque un personaje fue incapaz de notar, primero en el MAT y luego en el MinCI, donde se aprueban todas las propagandas del Estado, que los peces y los cochinos no crecen en los árboles.

12 noviembre 2008

Pobre Obama...

17 septiembre 2008

Eso es lo que es eso...

Ver cualquier noticiero de television en Venezuela, oficialista o escuálido, nocturno o mañanero, da lo mismo. Llenos de imprecisiones, de expresiones absurdas como "el treinta y cinco aniversario" que malamente sustituye a "el trigésimo quinto aniversario", o cosas como "el contador público Fulano de Tal se pronunció acerca de", siendo que los pronunciamientos son alzamientos militares o planteamientos jurídicos.

Pero lo que, a mi entender, le pone la tapa al frasco, es la archiutilizada frase "lo que es". El cuadro es fácil de describir: un periodista ofrece un avance informativo desde el Paseo Los Próceres. Aparece el primer plano del fablistán e inmediatamente dice:

"Buenas tardes, queridos televidentes, estamos en lo que es el Paseo los Próceres, informando acerca de la actividad militar dirigida por lo que es el Alto Mando Militar, que hoy se ha reunido para celebrar lo que es tan magna fecha como es la celebración de la Independencia".

Suprima las letrasen rojo y lea de nuevo la frase... queda inalterada.

Cualquiera diría que el pobre "profesional" es imbécil; pero resulta que no. Se trata de un profesional del periodismo; según dicen los pensum de las universidades venezolanas, una persona capaz de informar efectivamente, un especalista en el lenguaje, con conocimientos de semiótica, etc...

¿Cómo sobreviven? se trata de una enorme cantidad de periodistas que cometen cada día el mismo error, sin que algún jefe, consejero, amigo o maquilador le sople al oído un buen consejo. ¡Coño! ¡es que los jefes son igual de malandros que ellos! ¿Cómo se explica que un texto escrito, leído, revisado y metido en un teleprompter diga estupideces tales? Sencillamente que no hay nadie que se encargue de corregir el error, porque nadie lo nota. O casi nadie.



04 septiembre 2008

Sin talismán

En la tremenda obra fílmica de Eliseo Zubiela "El lado oscuro del corazón", Oliverio, el protagonista, le dice a la muerte, que lo perseguía incesante:
"A veces una herida te recuerda que estás vivo. Es ésto el amor, mi estúpida muerte, es ésto. ¿Cómo explicartelo? Pobrecita. Si entendieras esto, estarías viva."



Hoy me salvé -otra vez- de la muerte. Ella se trae un tejemaneje conmigo y busca asustarme, hacerme sentir que anda allí, que me ronda, que me conoce los paso, como un espía. Habíamos planiicado ir a la playa desde la semana pasada. Se suponía que iríamos el lunes pero se complicó el día, hubo apagón, lluvia y menos mal que no fuimos a ninguna parte. Ese día ocurrió esto:



que es una forma de muerte, y que es muuuy común para quienes tenemos Windows. Sólo que yo también tengo, en el otro sector del disco, Ubuntu, de modo que siempre tengo un plan "B" y aquí me tienen escribiendo desde mi PC.

Pero era de la otra muerte de la que quería hablarles. Habiendo suspendido el viaje el lunes, este miércoles lucía bueno para que Camurí nos recibiera. Siempre bajamos en los autobuses que salen de Gato Negro, pero ahora como estamos tan cerca del Nuevo Circo, nos quedamos en el terminal y bajamos en una de las catraminas que salen de allí.

Al viaducto nuevo, no había tenido oportunidad de verlo de cerquita; caminar por él mucho menos. Cuando entramos al viaducto, adelantamos una gandola, y apenas entramos nuevamente a nuestro canal, se produce un ruido infernal que proviene de alguna parte del mecanismo del autobús. Terroríficamente, el vehículo se dirigió hacia el borde del puente, y la caída en ese lugar era como de 30 metros. Martha y yo, muy asustados, nos paramos y tratamos de hacer peso hacia la izquierda (como siempre jeje) para que el transporte no volcara, cayendo al vacío.

En menos de 10 segundos ya el animal se había detenido y nosotros estábamos con vida. El problema no era de dirección, sino que el cardán se había caído, lo que producía el ruido, y como el conductor ya sabía lo que sucedía (le había pasado antes, y el desgraciado aún anda con el autobús), se había orillado al hombrillo, mientras frenaba; o sea, el carro no iba descontroladamente al borde, como los otros 54 ocupantes creíamos.

Nos montamos en el primer bus que bajaba y pasamos una tarde divina, con pescado frito, tostones, cerveza y agua salada. Estamos vivos.

07 agosto 2008

Equidad, ok... ¿de género? ¡NO!

En casi todo el mundo hispanohablante se habla alegremente de equidad de género, violencia de género, y cuando uno escucha esa estupidez se imagina a una palabra, con una jota fuertemente asida, cayéndole a "jotazos" a otra pobre palabra.



El DRAE lo aclara así:

género.

(Del lat. genus, genĕris).

1. m. Conjunto de seres que tienen uno o varios caracteres comunes.

2. m. Clase o tipo a que pertenecen personas o cosas. Ese género de bromas no me gusta.

3. m. En el comercio, mercancía.

4. m. Tela o tejido. Géneros de algodón, de hilo, de seda.

5. m. En las artes, cada una de las distintas categorías o clases en que se pueden ordenar las obras según rasgos comunes de forma y de contenido.

6. m. Biol. Taxón que agrupa a especies que comparten ciertos caracteres.

7. m. Gram. Clase a la que pertenece un nombre sustantivo o un pronombre por el hecho de concertar con él una forma y, generalmente solo una, de la flexión del adjetivo y del pronombre. En las lenguas indoeuropeas estas formas son tres en determinados adjetivos y pronombres: masculina, femenina y neutra.

8. m. Gram. Cada una de estas formas.

9. m. Gram. Forma por la que se distinguen algunas veces los nombres sustantivos según pertenezcan a una u otra de las tres clases.

~ chico.

1. m. Clase de obras teatrales musicales de corta duración y de ambiente por lo general costumbrista o popular.

~ femenino.

1. m. Gram. En los nombres y en algunos pronombres, rasgo inherente de las voces que designan personas del sexo femenino, muchos animales hembra, seres inanimados y algunos conceptos abstractos.

2. m. Gram. En algunos adjetivos, determinantes y otras clases de palabras, rasgo gramatical de concordancia con los sustantivos de género femenino.

~ humano.

1. m. Conjunto de todas las personas.

~ literario.

1. m. Cada una de las distintas categorías o clases en que se pueden ordenar las obras literarias.

2. m. Subgénero literario.

~ masculino.

1. m. Gram. En los nombres y en algunos pronombres, rasgo inherente de las voces que designan personas del sexo masculino, algunos animales macho, seres inanimados y algunos conceptos abstractos.

2. m. Gram. En algunos adjetivos, determinantes y otras clases de palabras, rasgo gramatical de concordancia con los sustantivos de género masculino.

~ neutro.

1. m. Gram. En algunas lenguas indoeuropeas, el de los sustantivos no clasificados como masculinos ni femeninos y el de los pronombres que los representan o que designan conjuntos sin noción de persona. En español no existen sustantivos neutros, ni hay formas neutras especiales en la flexión del adjetivo; solo el artículo, el pronombre personal de tercera persona, los demostrativos y algunos otros pronombres tienen formas neutras diferenciadas en singular.

de ~.

1. loc. adj. Esc. y Pint. Dicho de una obra o del artista que la ejecuta: Que representa escenas de costumbres o de la vida común. Cuadro de género. Pintor de género.

del ~ bobo, o tonto.

1. locs. adjs. coloqs. Esp. Propio de un bobo o de un tonto.

V.


nombre común en cuanto al género

valor recibido en géneros


Y como ven en los subrayados, la palabra no es sinónimo de sexo, ni puede designarse a alguien como de "tal género", porque lo que es de ese género es la palabra que lo designa, no la persona.

De modo que sí, hay que reivindicar el derecho de la mujer a la igualdad, con todo lo que ello signifique, pero por favor, hagámoslo sin destruir el que es sin duda el idioma más completo y exacto del mundo.


Cómo se usa el género

En español, las palabras no tienen género, sino el artículo que las precede. El español, lejos de ser machista, distingue especialmente al género femenino, porque es mucho más fácil saber el sexo de "las niñas" que de "los niños", ya que laúltima expresión puede englobar a niños de los dos sexos.

Esto sucede porque el género se alberga en los artículos "el", "la", "lo", "los", "las", y aunque "la" y "las" son inequívocamente femeninos, "el" es masculino y "lo" es neutro, el problema se arma cuando aparece un "los", porque ahí coinciden el masculino y el neutro, siempre en plural. Todo el problema es porque el neutro y el masculino son la misma palabra.

Hoy, una desaforada victimización de la mujer, que dicho sea de paso, es en la actualidad gerente, directora, presidente, etc... (ojo, no estoy diciendo que la mujer no haya sido víctima históricamente; sino que ya no lo es tanto y cada vez hay más conciencia alrededor de ello). Entonces se intenta remediar la injusticia sexual desde la corrupción del idioma.

No sólo se repite estúpidamente "las jirafas y jirafos, que comen pasta y pasto en platos y platas", sino que, encima, el criterio es feminizar -desde el punto de vista lingüístico- todo lo pretendidamente masculino (médico - médica, ministro - ministra) olvidando que tales términos son sustantivos y por ende aunque terminen en "o", carecen de género, porque si se escribe "la ministro", ministro funciona como sustantivo neutro.

Siguiendo un criterio abslutamente opuesto, se omite la masculinización de lo pretendidamente femenino: ¿Qué pasa con los poetos, jefos, dentistos, periodistos, psiquiatros, ebanistos, telefonistos, juristos, y demás "istos"? a nadie se le ocurre protestar por la inexistencia de tales palabros.

En fin, que los defensores del feminismo (o será la feminisma) a ultranza han demostrado una absoluta ignorancia en cuanto al uso del género, y de paso, confunden género con sexo a partir de una ridícula traducción desde el inglés "gender", que significa sexo y género, como "to be" significa ser y estar. Nosotros decimos "cielo" para referirnos a "sky" (cielo, firmamento) o "heaven" (cielo, paraíso), porque las lenguas modelan el modo de pensar.

La pregunta es ¿queremos pensar como los angloparlantes?... creo que no.

24 junio 2008

La nueva etapa

Caracas... me viste nacer, y aún me acobijo bajo tu majestuosa montaña, no sin esfuerzo. Años pasé en los valles vecinos, recordándote desde el Tuy, allá donde la diablada juega en tonos rojizos cada Corpus Christi, o luego desde el Pacairigua, comarca del San Pedro y "la rica conserva 'e cidra".
Pero sigo unido, indivisiblemente, a tu Guaraira Ripano, y ahora en un espacio propio.


La protagonista de esta aventura es Martha; responsable de esta fe, de esta creencia: el caso es que finalmente, tras mucho tiempo de espera, Martha y yo hemos logrado acomodarnos en un nuevo apartamento, en Caracas, que estamos comprando con esfuerzo y dedicación.

El apartamento es pequeñito, 50 metros cuadrados y ya... pero está bien distribuido y tiene dos habitaciones. Esperamos poder recibir a las visitas pronto; por ahora, sólo lo conocen mi madre, mi primo (el que está comiendo abajo, esa fue nuestra primera cena), y un par de amigos.


Una linda sorpresa me la dio Martha hace unos pocos días, cuando al abrir el scrabble -juego que me encanta-, me encontré con un lindo mensaje en él.



La libertad de estar en casa no tiene precio, y lo estamos constatando. Todo lo demás sí que lo tiene: nevera, pintura, comida, cubiertos, platos... todo, pues... afortunadamente ya cada uno tenía sus propias cosas y lo que hicimos fue meterlo todo en la misma casa.
Este nuevo intento de vivir a cuatro manos es prueba de una gran ilusión, de la fe y el amor que me inspira mi compañera, y de la certeza de la felicidad junto a ella. Ahí vamos...

06 abril 2008

Bitácora Brasiliana (y III)

La playa de Recife desde mi balcón, en el piso 12


La tercera y última parte de la bitácora llega con mucho atraso porque ya me reincorporé al trabajo en Caracas y, como saben algunos de ustedes, el ritmo de mi oficina es francamente endemoniado.

Recife desde el mismo balcón


En las dos últimas fechas de la semana en Recife, por fin tuve oportunidad de conocer un poco la ciudad, y también un hermoso mirador ubicado en la vecina Olinda. En la práctica es la misma ciudad, por que el crecimiento de Recife, capital industrializada, ha alcanzado a la colonial Olinda, que resiste al avance del "progresso", casi siempre avasallante.

Estuario del Capibaribe, visto desde la vía que comunica con Olinda. Allá, Recife.


Es el turismo, la conciencia que tienen los pernambucanos de la importancia de conservar, lo que ha permitido que una ciudad tan antigua aún pueda mostrar sus edificios, antiquísimos muchos de ellos. En Olinda se encuentra un edificio que fue sede del primer congreso estadal en Brasil, una iglesia que tiene más de 300 años (en la foto de abajo), y un sinnúmero de edificaciones en perfecto estado de conservación, aunque con siglos de historia encerrada en sus paredes. Muchas casas conservan una hilera triple de tejas en el alar, señal de la condición social de sus antiguos ocupantes.



Olinda cuenta con una zona elevada (estará como a 100 metros sobre el nivel del mar), desde la que se puede observar la bahía del río Capibaribe y allá, del otro lado, a Recife. La foto lo explica mucho mejor que yo.



Allá arriba me comí mi primera tapioca. La tapioca es una especie de empanada o taco, que en vez de hacerse con harina de maíz, lleva harina de yuca (mandioca o macaxeira, según...), y encima, los ingredientes que uno desee: carne, pollo, camarones, cambur (banana), lo que sea. Las que me comí fueron de cambur con canela, azucar y queso.


¡Ex-qui-si-to! mmmmm... en la foto está Juliana
(se pronuncia Yuliaaaana) haciendo mi tapioca.


Una parada obligatoria es la de la Casa de la Cultura de Recife. El concepto "casa de la cultura" no se parece mucho al nuestro; no hay exposición, ni museo, ni guías que te expliquen los hechos históricos. Se trata en cambio de lo que nosotros llamaríamos "feria artesanal". Una gran cantidad de tiendas pequeñitas en las que se puede comprar recuerditos, comida, franelas, y demás adminículos que luego suelen llenar nuestras repisas.



Lo importante en la Casa de la Cultura es que el edificio fue aprovechado tras la evacuación de los presos. Sí, allí estaba la prisión de Recife. Allí están aún los barrotes de las ventanas, y las rejas que hacían harto difícil el escape.


Afuera de la Casa de la Cultura se concentra una "galera" para tocar maracatú


Sin embargo, el más famoso de los bandidos de Pernambuco no pasó demasiado tiempo allí. Hace poco menos de un siglo, Lampiao y María Bonita, junto a su banda, comenzaron a luchar contra los latifundistas, en una especie de afán revolucionario o reivindicativo que los llevó a convertirse en unos verdaderos bandidos rurales.

Robaban lo que necesitaban de las haciendas, ganado, alimentos, armamentos... y aunque no tengo claro el carácter de la banda, algunos recifeños coincidieron en que Lampiao era una especie de Robin Hood, sólo que muy, muy violento y capaz de cometer impresionantes atrocidades, como cortarle las orejas a los campesinos que no colaboraban con la banda.

Eduardo "Lampiao" Parra


Por supuesto, los fazendeiros (hacendados) le tenían la mira puesta y finalmente fue atrapado y ejecutado. Las cabezas de Lampiao, María Bonita y toda la banda fueron exhibidas en las escaleras de la prefectura de Recife, como un premio. Esto ocurrió allí por 1930, y hoy en día Lampiao es todo un personaje en Pernambuco. Hay miles de canciones y poemas (llamados "cordel") en referencia a las peripecias que vivió, y yo me traje de Recife un lindo juego de ajedrez, en el que el rey y la dama son Lampiao y María Bonita. Ah, también me traje la historia de Lampiao contada en cordel, que todavía no he tenido tiempo de leer.

Hasta el teléfono tiene su sombrero típico...


Finalmente, ya que esta bitácora se está alargando, dejo para ustedes algunas imágenes de Recife, entre las que destaca la del puente más antiguo de Brasil, llevado a Recife desde Francia (desarmado, claro) en el Siglo XVII, y la de uno de los tantos puentes modernos, con su exquisita iluminación.


Ojalá pueda volver pronto a Brasil, con tiempo para disfrutar como se debe de estos paraísos.

Até logo... saravá...




28 marzo 2008

Bitácora brasiliana (II)

Pasó la locura. Los días que estuve sin escribir fueron días de intenso trabajo, (pasé como 36 horas sin comer) y sn dormir... lleno de preparativos para la visita de Chávez a la ciudad de Recife, aquí en Pernambuco; Sao Luis de Maranhao, y luego Belem do Pará. A estas alturas del partido, supongo que la mayoría de ustedes vio en TV o leyó en un periódico lo sucedido en la visita al terraplén donde estará la refinería Abreu e Lima, y el astitillero Atlántico Sul. Ver a Lula también fue emocionante y muy especialmente cuándo le dijo a Chávez: “conte com o Brasil” (cuente con Brasil).Chávez y Lula en declaración conjunta

Supongo que mañana haré muchas fotos, las de la verdadera ciudad, la cotidiana, que mientras estuvo el presidente acá no pude retratar a mi paso por ella, porque no podía pasar mi cámara por el protocolo; estoy acreditado como analista y no como fotógrafo.


Como de Chávez ya tienen bastante, sigo con lo mío. Me hospedo en un hotel llamado Three Towers, frente al Atlántico, mar completamente abierto, con presencia ocasional de pequeños tiburones, lo que en Venezuela llamamos cazones.
La zona de la ciudad en que me encuentro se llama Joabatao de Guararape, y es abundante en edificios residenciales, hoteles, y consultorios médicos privados. También hay negocios de comida al estilo “menú ejecutivo”, que seguramente están destinados a los trabajadores de la zona.

La gente es muy simpática (claro, es zona turística) y el primer día conocí a un cantor popular en la playa, que usa una guitarra con 5 cuerdas metálicas nada más, para acompañar cuartetas y décimas en un ritmo sencillo pero convincente. Creo que es una de las cosas más auténticamente populares que he visto y escuchado hasta ahora. Ah, y un cartel muy interesante en el que Yemayá (Iemanjá) le hace la guerra a la aplastante presencia de varias iglesias cristianas.

Hasta ahora no conozco mucho de la ciudad: los alrededores del hotel, el Palacio de Gobierno de Pernambuco (con un lindo nombre: Palacio del Campo de las Princesas), y también un hermoso vitral que pude captar con el teléfono.

La ciudad es plana, parecida a Maracaibo en ese sentido. Está cruzada por dos ríos y varios canales. El mayor de ellos y el único que he visto hasta ahora, el Capibaribe, sirve de excusa para una bella cadena de puentes hermosamente decorados, y sirve de telón de fondo al palacio. Genera un estuario enorme, de muy poca profundidad debido a la gran cantidad de sedimento que se acumula en la zona salobre; es tan llana esa parte, que a veces los pescadores parecen caminar sobre el agua. A ver si logro hacer esa foto.


Lamentablemente el Capibaribe es de una lentitud asombrosa porque, claro, Brasil no cuenta con grandes alturas (en cambio en Venezuela hay ríos briosos, con gran declive), así que el agua parece estancarse. Contaminado hasta el límite, el río despide un olor desagradable y es de un color verde aceitunado. La cantidad de sedimentos que arrastra es enorme.

Como no me aguanto cuando estoy acá, he hecho algunas fotos de Recife nocturno, desde el balcón del cuarto. Estoy en un piso 12 y eso ayuda mucho. Les dejo el material gráfico para que disfruten.

24 marzo 2008

Bitácora Brasiliana (I)

Mi segunda visita a Brasil, esta vez en serio (aquella vez fue un toque tangente), incluyó un breve paso por Manaus, ciudad del caucho, de donde salía casi toda la goma que se usaba antiguamente para hacer cualquier goma, y que hoy es materia prima de la floreciente industria del preservativo. Manaus es una especie de isla civilizada en medio de la jungla interminable, y no tuve oportunidad siquiera de oler la humedad de su aire selvático, tropical y amazónico. Gozamos, sin embargo, de un aterrizaje suave, casi imperceptible.

Vista aérea de Manaus

El avión volvió a llenarse; ahora con pasajeros que viajaban a Sao Paulo, megapolis de 24 millones de habitantes y dueña del aeropuerto de Guarulhas; tan grande o mayor que el de Tocumen, en Panamá, y verdadera encrucijada de rutas internas de Brasil, y al exterior. En Guarulhas sí tuve contacto con los brasileños, con la lengua (parece que voy con buena nota), y me tomé -anotación: hecho histórico- mi primera cerveza en Brasil.

Los compañeros de comitiva, cambiando dólares por reais

El vuelo se Sao Paulo a Recife fue un poco más corto y cómodo, tanto que me dormí la mayor parte del viaje. El aterrizaje en la capital pernambucana fue bueno, aunque el avión frenó con mucha violencia; seguramente la pista de aterrizaje es más corta.

Arte en el aeropuerto de Recife

Recife está frente al Atlántico, más cerca de África que de Caracas, en el extremo oriental de América. La diferencia horaria respecto de Venezuela es de hora y media; mientras escribo esto son las 5 de la tarde en Recife, y en Caracas son las 3:30. Ahora los dejo porque voy a trabajar un poquito, y buscar una conexión a Internet...

22 febrero 2008

El último día

Hoy (ayer) el pueblo serbio quemó la embajada de EEUU, luego de que ellos reconocieran la independencia de Kosovo. Tras el desastre, un cadáver apareció en el área, calcinado.
Más tarde me tocó investigar acerca de un avión desaparecido, con 46 personas a bordo. Para eso, me comuniqué con una amiga de la línea aérea, y me fui enterando poco a poco de lo que ocurrió con el avión. Sentía en las palabras de ella la angustia de saber que sus compañeros de trabajo probablemente estaban en dificultades, heridos, quizá lo peor.
Me enteré por otra vía de que, efectivamente, el avión había caído a tierra. Escucharla llorar por el teléfono fue desgarrador y aunque intenté consolarla, no sabía muy bien cómo consolarme a mí mismo.
Tras un breve abrazo telefónico, un "lo siento", pero sentido, me despedí. Me tocaba concentrarme nuevamente en mi trabajo y callar.
En menos de dos horas vino un compañero de trabajo a decirme que se iba, que un familiar con cáncer había muerto.
Hay días que no se entienden, y que no tendrán explicación.

¿Último día para cuánta gente?

19 febrero 2008

Junto a Fidel

Por Enrique Ubieta Gómez

Es probable que en la oscuridad de esta madrugada, los ladrones de siempre acechen, conspiren, deliren. Mañana, cuando nuestros hijos se preparen para ir a la escuela, los medios de prensa habrán difundido la noticia miles de veces.
Durante meses construyeron la expectativa de un suceso previsible, para aferrarse a la pírrica victoria de una noticia. No podían vencer a un pueblo que confundían con un hombre, a un hombre que era, es, tan grande como su pueblo. No podían aceptar la verdadera noticia: que el Comandante invencible había delegado sus cargos por enfermedad hacía ya más de un año y la Revolución continuaba, invencible.
Los medios construirán nuevas especulaciones, transformarán sus delirios nocturnos en vaticinios y acabarán como siempre ante otro fiasco. Prefiero dejar a un lado toda esa basura mediática y asumir la trascendencia del hecho como cubano: hoy Fidel anuncia que la salud le impide continuar en sus funciones de jefe de estado y de comandante en jefe –un instante sin dudas solemne en la historia colectiva e individual de todos los cubanos--, y agrega que nunca abandonará la lucha. Cabe repetir las palabras del Che, su discípulo y compañero: “hay lazos que no se pueden romper como los nombramientos”. La autoridad moral de Fidel no emana de cargo alguno. Su “título” de Comandante en jefe es indelegable, aunque otros –con suficientes méritos y condiciones--, ejerzan esa función. Es un título más noble que cualquier título nobiliario, más democrático que cualquier cargo por elección, porque lo otorgó el pueblo y lo refrendó la Historia.
Fidel no se retira. Los revolucionarios, él lo ha dicho, nunca se retiran.
Nosotros, sus hijos, pelearemos con él hasta la victoria siempre. En lo más hondo de nuestra intimidad seguimos apelando a sus consejos, a su ejemplo.
Amanece, nuestros hijos se despiden y marchan a la escuela. Es un día más de Revolución.

18 enero 2008

Casilla 64.

Hay personajes capaces de cambiar la historia, al menos la de parte del mundo, y para un ajedrecista, la única jugada inaceptable es un jaque mate. Ayer falleció uno de los más grandes del mundo: el genial Bobby Fischer.
Perseguido por el gobierno de EEUU, debido a una absurda prohibición de jugar en Yugoslavia (estupideces de la política internacional norteamericana), se refugió en diversidad de países hasta que se radicó en Islandia, en el año 2005.
Dueño de una personalidad avasalladora y famoso por sus rabietas, Fischer jugó una partida emocionante con la vida, pero ésta lo esperaba con su proverbial jaque mate, en la casilla 64; Bobby Fischer tenía justamente esa edad.



Publico la biografía del maestro, que perdió la última partida en la misma tierra en la que ganó su mejor torneo.



Robert James Fischer nació en Chicago, EE.UU. e l 9 de marzo de 1943. Sus padres (Gerard y Regina) se separaron cuando él tenía 2 años, y su m adre se trasladó con él y su hermana mayor a Brooklyn, Nueva York, hacia 1950 - cuna de todos los grandes ajedrecistas norteamericanos.

Allí Bobby aprendió ajedrez con sólo seis años, con un juego que su madre le compró en una tienda del barrio. Aprendió literalmente con el manual de instrucciones de la caja. Fischer jugaba con su hermana y de vez en cuando con los niños del colegio (y encontró algún libro de ajedrez que devoró ávidamente), de modo que fue autodidacta hasta que su madre le apuntó al Brooklyn Chess Club, donde su presidente Carmine Nigro hizo las veces de profesor para Fischer.

Jugó una partida de simultáneas con un Gran Maestro de la época y perdió. Cada vez que Fischer perdía una partida se enfadaba y, normalmente, lloraba de rabia.

El joven Fischer

Con 10 años participó en el torneo del Brooklyn Chess Club y quedó en quinto puesto. Jugó otros torneos quedando bien clasificado y en 1955 s e hizo miembro del Manhattan Chess Club, donde quedó campeón de las categorías C y B (al año siguiente también en la A). Derrotó al Gran Maestro (GM) Reshevsky en una exhibición en la que el GM jugaba a ciegas. Quedó tercero el el campeonato juvenil de ajedrez rápido de EE.UU en 1956 y bien clasificado en otros torneos americanos. También fue en 1956 cuando en el torneo Rosenwald jugó con Donald Byrne lo que ha sido calificado como «La partida del Siglo» por los expertos.

En 1957 jugó dos partidas contra el ex-Campeón mundial Max Euwe: empató una partida y perdió otra. Ganó el New York Metropolitan League, y la edición de este año del Torneo de Ajedrez Rápido, quedando excelentemente situado en otros torneos, incluyendo un primer-segundo puesto en el Open de Cleveland. Ganó sus primeros 750 dólares en Cleveland, y posteriormente dos primeros puestos en los Open de New Jersey y Milwaukee.

Desde 1958 ganó todos los Campeonatos Absolutos de Ajedrez de los Estados Unidos a los que se presentó, hasta que se retiró de los circuitos.

En agosto de 1958 (con 15 años) obtuvo el título de Gran Maestro al ganal el Interzonal de Portoroz, y decidió entonces convertirse en jugador profesional. El ajedrez en aquella época no daba dinero para vivir, aunque fueras un Gran Maestro. A Fischer no le importaba: sólo quería jugar, jugar, y ganar. Comenzó su fama en EE.UU. como niño prodigio del ajedrez.

En 1959 quedó 3/4 (tercero/cuarto empatados) en el Torneo de Mar de Plata en Argentina, igual puesto Zurich, y 5/6 en Bled/Zagrev/Beldrado. Al año siguiente empató con Spassky 1/2 en Mar de Plata y jugó en la Olimipiada de Ajedrez en el equipo de EE.UU. Fischer aprovechaba todos sus viajes para completar su colección de libros de ajedrez y revistas, seleccionando lo mejor de lo mejor de cada país. Leía todos esos libros sin problemas, especialmente las publicaciones en ruso y castellano.

Las excentricidades de Fischer comenzaron a hacer patentes a medida que mejoraba su juego y sus clasificaciones. Exigía condiciones perfectas de luz, silencio absoluto, ausencia de cámaras fotográficos y TV y, sobre todo, grandes cantidades en premios. En aquella época el Ajedrez no era un «deporte espectáculo' en el que se pudiera ganar grandes cantidades, ni tampoco había grandes patrocinadores, pero Fischer era implacable en sus peticiones (y su madre especialmente le ayudó en ello). Se negaba aparticipar en cualquier torneo si todo (especialmente los premios) no eran de su agrado.

En 1961 y 1962 Fischer volvió a ganar el Campeonato de EE.UU. a Reshevsky, y anunció que estaba listo para ganar el Campeonato del Mundo. También ganó el Interzonal de Estocolmo. Estos dos años terminaron sin derrotas para Fischer: todas sus partidas fueron victorias o empates (excepto en sus partidas de la Olimpiada).

Estrella internacional

1963 fue el año que que Fischer afirmó que no participaría en torneos de la FIDE (Federación Internacional de Ajedrez) hasta que las normas fueran de su agrado (consideraba que los Rusos manipulaban la competición, acordando empates entre ellos), de modo que surgió la posibilidad de que no pudiera presentarse a las clasificatorias. En 1964 ganó el Campeonato de los EE.UU. (11 victorias, ningún empate y ninguna derrota) pero no participó en más competiciones. En ese año se publicó la primera clasificación ELO, con Petrosian y Fischer con 2690 puntos. En 1965 retornó para el Memorial Capablanca en Cuba, pero tuvo que jugar d esde Nueva York por teletipo debido a los problemas políticos de la época.

En 1966 y 1967 ganó casi todos los torneos en los que se presentó: Campeonato EE.UU., Copa Piatigorsky, Mónaco, Skopje. En Diciembre de 1967 se presentó en el Interzonal de Sousse (válido para la clasificatoria del Campeonato del Mundo). Jugó las tres primeras tres rondas. Comenzó a quejarse de la luz en la cuarta, y intentó echar a los fotógrafos en la sexta. Quiso aplazar la séptima partida por motivos religiosos como era su costumbre (Fischer se negaba a jugar durante el Sabbath, de viernes por la tarde a sábado por la tarde) pero al no notificarlo convenientemente, cuando le dijeron que no iba a ser posible decidió retirarse del torneo. A los pocos días se le convenció para que volviera, y jugó algunas partidas más. Pero quiso que se anularan sus anteriores derrotas por incomparecencia, y al negarse los organizadores a aceptarlo, decidió retirarse de forma definitiva. El resultado: al no completar el Interzonal, perdió la posibilidad de clasificarse para la final del Campeonato del Mundo. El colectivo ajedrecístico sintió que habría que esperar casi diez años para que Fischer pudiera competir por el título de Campeón Mundo al perder su puesto para la final de 1972. No reapareció hasta 1968, donde ganó el Torneo de Netanya, Israel.

En 1970 venció a Petrosian 2-2-0 en el torneo URSS vs Resto del Mundo y ganó el Torneo de Ajedrez Rápido de Yugoslavia. También ganó en Zagreb y Buenos Aires.

Entonces sucedió lo impensable: las reglas de clasificación para el Campeonato del Mundo se »relajaron«. EE.UU. podía presentar tres candidatos, y aunque Fischer no estaba en la lista por no haber pasado la Interzonal, Pal Benko cedió su puesto para que Fischer ocupara su lugar. De modo que ganó el siguiente Interzonal, en Palma de Mallorca (15-7-1) y se clasificó para el Torneo de Candidatos.

Con 28 años, Fischer derrotó de forma apabullante en las clasifitorias de Candidatos a Mark Taimanov (6-0-0) y Bent Larsen (6-0-0). Su último obstáculo hacia la final era Petrosian, a quien venció en Buenos Aires 5-3-1 en septiembre de 1971. La final contra Spassky se celebraría en 1972.

El Encuentro del Siglo

Contra Boris Spassky, en "El encuentro del Siglo"

Las dificultades para celebrar 'El Encuentr o del Siglo' empezaron por la elección de sede, los premios y condiciones de juego - como siempre la lista de peticiones de Fischer era interminable, incluyendo un premio mayor (el original eran 125.000 dólares) y un porcentajes de los derechos de televisión. Fischer despidió a su representante, y renegó de algunos matices ya acordados y firmados. Pero finalmente, el 11 de julio de 1972, Fischer y Spassky se sentaban ante el tablero en Reykjavik, Islandia. Spassky había contado con hasta el momento con la ayud a de todos los analistas y grandes jugadores soviéticos en su preparación. Fischer no contó con nadie, sólo consigo mismo.

Fischer estuvo a punto de ser descalificado por llegar diez días tarde (nunca estuvo de acuerdo con las condiciones definitivas y retrasó su aparición, a pesar de que el torneo fue inaugurado).Cuando finalmente se presentó (ante la situación se cambiaron las fechas), no quiso estar presente en el sorteo inicial de colores - otro gran agravio para el torneo. Naturalmente, los Rusos exigían su descalificación. Pero Petrosian (oponiéndose a su gobierno, en plena Guerra Fría), quería jugar. La FIDE tuvo que actuar contra sus propias normas para conseguir que el encuentro se disputara finalmente... Y para convencer a Fischer se necesitaron miles de cartas de sus admiradores y una conversación personal con el entonces Secretario de Estado, Henry Kissinger. Tras disculparse con Spassky por escrito, comenzó la Gran Final. Ganaría el mejor de 24 partidas.

Fischer perdió la primera partida. Se quejó de la presencia de cámaras de TV. Las cámaras se movieron al fondo del pabellón. En la segunda partida, Fischer llegó cinco minutos tarde y jugó durante treinta minutos. Entonces vió una cámara fija oculta y casi invisible, pidió que la retiraran (por el ruido) y al no conseguirlo se fué. Al cabo de una hora le dieron la partida por perdida. Sus posteriores quejas no sirvieron de nada y tuvo que aceptar seguir jugando (aunque las cámaras fueron totalmente retiradas posteriormente). Tras comenzar perdiendo 2 vs 0 comenzó una espectacular remontada y Fischer igualó el torneo (2,5 vs 2,5). Finalmente, derrotó a Spassky por 7-11-3 (12,5 vs 8,5) el 31 de agosto de 1972. Ganó 160.000 dólares además de algunos regalos por valor de casi 50.000 dólares más.

Aseguró en la cena de despedida que sería un gran campeón, que jugaría muchas partidas y que dejaría muy alto al ajedre mundial.

Pero entonces, sencillamente, desapareció.

¿Qué sucedió con Fischer después de 1972?

Tras ganar a Spassky y convertirse en Campeón del Mundo en 1972, Fischer estuvo totalmente desaparecido del mundo ajedrecístico. En 1975 Fischer debería haber defendido su título ante el joven Anatoli Karpov, pero exigió demasiadas condiciones para el encuentro y la FIDE no las aceptó, Fischer anunció que no se presentaría y por tanto fue destronado. Karpo v fue nombrado nuevo campeón FIDE. Desde 1972, Fischer no había vuelto a jugar.

Sólo en 1977 jugó contra un ordenador del MIT. A finales de los 70 el ajedrez comenzaba a »mover dinero«, pero Fischer rechazó 250.000 dólares por jugar en el Caesar's Palace de Las Vegas y 3 millones por jugar en Filipinas. No apareció en público. Y no volvió a jugar.

En 1978 Fischer y la Ley se encontraron: denunció a unos editores de una revisa religiosa por 3 millones de dólares y les acusó de grabar sus conversaciones sin consentimiento. En 1981 fue arrestado como sospechoso de un robo a un banco. Publicó »Fui torturado en la cárcel de Pasadena« bajo un seudónimo (Robert James). Al parecer su arresto se debió a que su descripción física coincidía con la del asaltante.

En 1987 el gobierno propuso la aprobación de la denominada House Resolution 545 en el que se reconocía a Bobby Fischer como Campeón Mundial de Ajedrez y aunque fue originalmente aceptada, el Senado la detuvo y nunca llegó a ser oficial.

En 1988 patentó su Reloj Digital Fischer, aplicable al Ajedrez y otros juegos, que añade 2 minutos de tiempo con cada movimiento de uno de los jugadores. Estos relojes se utilizan hoy en día en muchas competiciones oficiales.En 1996 la USCF -Federación de Ajedrez de los EE.UU.- decidió que este sería su reloj estándar. Fischer ha afirmado en alguna entrevista que nunca ha recibido royalties de las empresas que han fabricado estos relojes.

Boris Spassky, su rival más famoso


Veinte años después de su retiro voluntario, en 1992, Fischer regresó a la escena pública y dio una rueda de prensa. Acusaba al Gobierno de los EE.UU. de amenazarle si participaba en un torneo en Yugoslavia (violando resoluciones de la ONU). Delante de las cámaras, presentó la órden en papel y escupió sobre ella. Participó en el torneo. Jugando con el Reloj Fischer, ganó a Spassky 10-15-5 (17,5 vs 12,5) y recibió casi 4 millones de dólares (patrocinados por un banquero yugoslavo). Su acto en contra de la orden del Gobierno de EE.UU conllevaba una pena de hasta diez años de cárcel si volvía a su país natal.

En 1993 se estrenó la película Searching for Bobby Fischer, de Steven Zaillian. En el Reino Unido se tituló Innocent Moves y en España, Buscando a Bobby Fischer.

La película cuenta la historia real de l os primeros años de Josh Waitzkin, un niño prodigio del ajedrez, hasta la edad de 10 años. Josh hizo tablas con Gari Kasparov cuando sólo tenía 11 años, en una exh ibición de simultáneas. A los 16 años obtuvo el título de Maestro Internacional. En la actualidad, Josh Waitzkin es Gran Maestro.

Este es la impactante narración del comienzo de la película: la jugada más original e inesperada.

En 1996 Fischer renovó el Ajedrez con su p ropuesta de »Ajedrez Aleatorio Fischer«, en el que las piezas mayores se sitúan en posiciones aleatorias en la fila de salida, siguiendo ciertas reglas relativas a los alfiles y las posibilidades de enroque. Existen 960 posibles posiciones de salida, lo cual hace que los conocimientos tradicionales sobre aperturas sirvan de poco a los jugadores de esta variante del Ajedrez.

A finales de los 90, el presidente de la FIDE ofreció a Bobby Fischer 100.000 dólares y terrenos en la República de Kalmyk como compensación por violaciones de derechos de copyright de ciertos editores soviéticos. Fischer residía entonces en Bulgaria. Se dice que allí conoció a la familia Polgar (las GM femeninas), al GM Peter Leko, y también que tuvo contacto dur

ante esos años con el GM Amador Rodríguez.

En 2000 Fischer viajó a las Filipinas con el GM

Eugene Torre. También se cree que en esas fechas visitó Alemania, Hungría y Hong-Kong. Ha aparecido esporádicamente en entrevistas en radio en filipinas.

El 11 de septiembre de 2001 (día de los atentados de Al-Quaeda contra las Torres Gemelas de Nueva York) concedió una entrevista en una radio filipina - hablando a favor de los atentados. La USCF afirmó no tener nada que ver con esos comentarios y amenazó con revocarle a Fischer su licencia como jugador de la Federación.

En 2002 se creía que Bobby Fischer vivía en Japón, donde estaría trabajando en un nuevo tipo de reloj de Ajedrez. Aunque se dijo que vivía con una novia filipina, finalmente resultó ser Miyoko Watai, la presidenta de la Asociación Japonesa de Ajedrez, con quien se dice que se casó.

En julio de 2004 reapareció de la nada, pero no sin problemas. Esta vez Bobby Fischer estaba en apuros.

El ex campeón mundial de ajedrez, el estadounidense Bobby Fischer ha sido detenido este viernes en el aeropuerto Narita de Tokio por usar un pasaporte no válido, según han informado las autoridades japonesas de inmigración. Según las mismas fuentes, Fischer, que pretendía volar a Filipinas, está siendo interrogado sobre la manera en la que entró en Japón y los agentes de inmigración planean deportarle. [El País (€), Diario As]
En marzo de 2005 cumplió 62 años en la prisión de Ushiku, donde permaneció encerrado desde el incidente con el pasaporte. En una «jugada» legal realmente inesperada, Fischer había escrito al Gobierno de Islandia en octubre de ese mismo año solicitando asilo político. El Gobierno de Islandia, tras aprobarlo el Parlamento, le ofreció la nacionalidad islandesa tratando de buscar alguna fórmula que le permitiera salir de la carcel de Japón.
Sus amigos del comité de apoyo que propugna su libertad le llevaron un regalo muy especial: un pasaje de avión para salir de Japón, cuya validez expira a los tres meses. Y el gobierno de Islandia, donde se coronó campeón del mundo al vencer al ruso Boris Spassky (Reykjavik, 1972), le entregó un pasaporte y un permiso de residencia.

Días después, aceptaba la nacionalidad islandesa y, con todos los papeles en regla, el 24 de marzo de 2005 Bobby Fischer abandonaba finalmente Japón rumbo a la isla. En el avión de vuelta, Fischer acusó al presidente norteamericano, George Bush, de criminal, y al presidente de Japón de «bastardo» al servicio de los americanos. Anunció que nunca volvería a los Estados Unidos mientras «se mantenga el régimen actual». A falta de más recursos legales, el gobierno estadounidense le reclama ahora por evasión de impuestos.

Fischer fue recibido en la isla por una nutrida multitud, que le aclamó a la salida del avión.

En 2006 Fischer telefoneó a un programa de televisión para dar con una jugada ganadora en una partida de ajedrez que se estaba retransmitiendo en directo, dando señales de estar vivo y al parecer bien.


La ubicación original de esta biografía es: http://www.microsiervos.com/archivo/mundoreal/biografia-bobby-fischer.html




 
Eduardo Parra Istúriz | Diseñado por Techtrends | © 2007-2008 Derechos reservados