15 años, y el muro en la cabeza...

Hace siglos un emperador chino mandó a fabricar en la zona norte del inmenso país un muro también gigantesco, tanto que hasta ahora no hay ninguna otra obra humana visible desde el espacio exterior. La Gran Muralla China fue creada para evitar que las huestes de Mongolia siguiesen avanzando, porque amenazaban seriamente la integridad de la tierra de los mandarines (jo, los pobres no tenían idea de lo que harían los europeos allí, con o sin muro).
Otro muro causó durante años la vergüenza a una parte del mundo: la histórica ciudad de las walkirias, Berlín, se veía partida en dos por una pared que dividió familias, que hizo de una ciudad dos, que representaba, además, la división entre los hombres de cada lado del mundo. Había un enclave capitalista en el mundo comunista, y debía estar aislado. ¡Cuánto miedo, Dios mío!...
Un buen día de noviembre, hace 15 años, el pueblo berlinés, de lado y lado, apareció junto al muro, y como detener amores es pretender parar el universo, fue imposible evitar la caída del Muro de Berlín, síntoma de otros desastres que ocurrirían en el sistema del campo comunista, hasta desmantelarlo.
Hoy, en pleno siglo XXI, dos aliados levantan sendos muros: Israel separó "su Jerusalem" del Jerusalem palestino, separa a Gaza del resto de Asia, y separa a hebreos y musulmanes más allá de la ideología y la religión. Pero claro, esos son unos fundamentalistas del Medio Oriente...
Hoy, en pleno siglo XXI, Estados Unidos levanta un muro para evitar la invasión mexicana. Reiría Emiliano Zapata; reiría Pancho Villa, al ver el temor que le tienen los cabrones a su pueblo.
Los que se llaman a sí mismos por civilizados, tecnológicos, libres, justos; los yanquis, levantan un muro más grande que el de Berlín, más efectivo, y quizá más grande que la Muralla China. Levantan otro signo de oprobio, un muro que marca la diferencia entre los civilizados y los "indios esos", entre los incluidos y los excluidos...
Hace 15 años acabó un muro... hoy se levantan dos.

Comentarios

cheqa dijo…
muros los que hay en sus cerebros, en quienes maquiavélicamente planifican y organizan levantar miles de kilómetros de cemento para dividir este universo que es nuestro, de todos...

estaba pensando la cantidad de casas que se podrían hacer con ese cemento..la cantidad de desayunos que se pudieran dar con lo que les pagarían a los albañiles que lo construirán...

pero como siempre...o como casi siempre, todo el mundo está en contra y nadie puede hacer nada...por qué será? en serio que se me van agotando las alternativas por ese afán de entenderlo todo, de sentirlo todo...

recién en estos días por un asunto de "seguridad" pa que los ladrones ya no nos vacíen una vez más el auto de mi padre, mandaron a hacer unas puertotas que no permite ver de afuera pa dentro ni de adentro pa fuera del patio de mi casa..me siento como en una cárcel....cómo es posible que si yo una simple y silvestre ciudadana se siente así por una puerta grande, los que vivirán ahí, no pueden levantar su voz para saber que desde que se construyan ese país ya no será de ellos sino de bush???

abrazos intolerantes desde mi cheqa..
alfredo447 dijo…
El su momento, la construcción de la muralla china requirió de mucho sacrificio humano para poder dar forma a lo que para sus gorbernantes representaba seguridad. ¿Cuantos siglos pasaron para convertirse en atracción turística?. Muchas personas murieron al tratar de cruzar el muro de Berlín,entre mordidas de perros o lluvias de balas.¿Cuantos años pasaron para que un trozo del muro se convirtiera en invaluable reliquia?
Si con nuestras letras pudiéramos detener el gasto de tiempo, recursos y vida que se perderán en esos dos muros.
Al menos escribiremos, mientras llegue el momento de ver las imágenes de sus caídas, o tener entre las manos un trozo de piedra que alguna vez fue opresión, y con la piedra escribir la palabra LIBERTAD.
Jeanfreddy dijo…
Excelentes tus artículos, gran periodismo humano. Excelentes tus poemas eróticos, bien logrados con las imágenes. Gracias por estos blogs.
Ahora, del video de Marietta y Leopoldo López, mi memoria (tenía yo entonces 16 años) me hace recordar claramente al chico blanco de pelo negro de 1.90, tez cuadrada, un fisioculturista, de unos 20 años. En todo caso, los poseedores no deberían temer decir: este derechista actual fue un nazista y ahora se calmó. Que el partido debería llamarse socialista nacional, claro, están errados en la disposición de los adjetivos, un craso error del CNE no detectar esto. En todo caso, los partidos nacionalsocialistas de Bolivia y México apuntan a apoyar gente de tez morena con tal de recuperar su identidad nacional autóctona.

Entradas populares