Ya pasó...

Aparte de que ya no me duele la espalda de repente, como pasó durante una semana después del cólico, hay un evento que indica mi total curación: en la tarde de este sábado nos hemos reunido los troperos a cantar, comer, echar broma y, por supuesto, beber cerveza.
Después de 8 soleras, concluí que mis riñones, uréteres, vejiga, próstata y uretra funcionan de maravilla.

Saludos y gracias...

Comentarios

Épale Eduardo! Me parece que por aquí hacen referencia a tu otro blog... ;-)
cheqa dijo…
yo quero tropa venezolana! :(

abrazos destropados desde mi cheqa...

Entradas populares