2007 ¿con qué vienes?

Para mí, 2006 fue uno de los años más difíciles en lo económico, desde la fatídica etapa de 2001-2002, cuando murió padre. Este año pasé por cuatro empleos y en ninguno ganaba tanto como en el que tuve entre 2004 y 2005. Además estuve endeudado desde febrero hasta agosto, contando la plata hasta para comerme un perro caliente.
Perdí en buena medida la sana costumbre de ir al cine, a ver buen cine, no pude inscribirme en el gimnasio y comí tanta harina y pasta que engordé como 5 kilos.
Lamentablemente, 2007 empieza con una situación similar: el contrato que tenía con el Centro de la Diversidad Cultural caducó el 31 de diciembre y hasta hoy nadie sabe si lo renuevan o no; todo está en manos del presidente de la institución.

¡Pero igual tengo tiempo de reir!


Hoy, tres ofertas de empleo giran en mi cabeza, unas buenas; otras no tanto, y espero que en la segunda quincena de enero ya esté más claro el panorama... por ahora me resta poner en orden detalles y... ¡a avanzar!
Aquí nos vemos, 2007...

Comentarios

Damian dijo…
Tranquilo pana, ¡mente positiva!
cheqa dijo…
y yo sólo espero que tengas la firmeza de hacer lo que la razón con sentimiento te dicten...

abrazos abrazados desde mi cheqa...

Entradas populares